Bioithas

Tienda probióticos online

Bioithas Probióticos: Indicaciones clínicas demostradas.

En Bioithas diseñamos la composición de nuestros complementos alimenticios a base de probióticos a partir de resultados científicos obtenidos en ensayos clínicos, seleccionando las especies microbianas más idóneas.

¿Por qué tomar nuestros probióticos?

En muchas ocasiones, los desajustes en la composición de la microbiota intestinal ocasionados por múltiples factores internos y externos, pueden derivar en el origen u empeoramiento de determinados síntomas.

El consumo de probióticos es una herramienta complementaria para conseguir una buena salud de nuestra microbiota intestinal.

El consumo de probióticos es una gran herramienta para corregir estos desajustes y, por tanto, pueden ser utilizados como tratamiento de ciertas patologías o, simplemente, para mantener un buen estado de salud general, aportando un “plus” a tu vida diaria.

Avalados por la ciencia

¿Qué los hace diferentes?

Nuestros productos están avalados científicamente, ya que:

icono-1.png

Las cepas probióticas incluidas en su formulación han sido cuidadosamente seleccionadas en base a resultados científicos para identificar aquellas especies más idóneas para el tratamiento de cada patología.

icono-2.png

Además, incluyen vitaminas y minerales especialmente seleccionados para complementar el efecto de las cepas probióticas en cada indicación clínica.

exito-productos-casa-bioithas.png

Si eres celíaco/a o intolerante a la lactosa, no debes preocuparte: son aptos para ti. Nuestros productos están libres de alérgenos, incluyendo el gluten y la lactosa.

Recomendaciones

Algunas indicaciones para la toma de nuestros productos

Si adquieres alguno de nuestros productos, para que el efecto y el beneficio sea el máximo, aquí van nuestras recomendaciones:

  • Toma una cápsula al día durante 3 meses para dar el tiempo suficiente a los microorganismos para colonizar tu intestino.
  • Ingiere el probiótico durante alguna comida. Recuerda que son microorganismos vivos, y si les aportas energía para su viaje al intestino, ¡mucho mejor!
  • Intenta no tomarlos con bebidas calientes, ya que algunos probióticos pueden sufrir a temperaturas altas.
  • Conserva tu producto cerrado y en un lugar fresco y seco.

Debes de tener en cuenta que la toma de probióticos no es excluyente ni sustitutivo de mantener una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable.