¿Sabías que...

Qué es lo que puede dañar el sistema inmunológico

dañar el sistema inmunológico

Nuestro organismo está expuesto a diferentes factores que pueden afectar de forma negativa al sistema inmune. Con ello, las defensas bajan y aparecen infecciones o virus ante los que el sistema no puede dar respuesta de forma efectiva.

Ante esta situación es esencial prevenir el buen estado de forma de nuestro sistema inmunológico y ayudar con algunas recomendaciones que te daremos mientras analizamos cada posible motivo de alerta.

Causas comunes que debilitan el sistema inmune

Algunas de las causas que leerás a continuación te las puedes imaginar de antemano, pero la cuestión es si realmente las estás teniendo en cuenta y estás poniendo solución a esta situación.

Será esencial para que las épocas de frío y catarros no te cojan desprevenido/a.

01.

El estrés

El estrés, la ansiedad, la depresión y otras alteraciones de nuestra salud mental son una fuente de debilidad para el sistema inmunológico. La producción de glucocorticoides crece y ello altera el buen funcionamiento del sistema inmunitario, dado que afecta a citoquinas, factores de regulación y glóbulos blancos.

Siempre es recomendable acudir a un especialista e ir a terapia psicológica si se necesita, pero el deporte, el yoga y las prácticas de actividad física similares ayudan al control del estrés. Además de actuar frente al estrés propiamente, el ejercicio aeróbico estimula el sistema inmune de forma positiva.
02.

La falta de sueño

Asociado a lo anterior, la falta de sueño puede ser uno de los síntomas o causas de la ansiedad y estrés que sientes, lo que genera más daño a tu sistema inmunológico. Por tanto, se trata de otra causa a trabajar en tu día a día.

Mantener las horas de sueño entre 7 y 8 horas es fundamental para el descanso real de nuestro organismo de forma que puedan reiniciarse todos sus sistemas.

Concretamente, dormir poco genera que el cuerpo no libere suficientes citocinas y, por ende, baje la producción de anticuerpos. Se pueden causar perturbaciones en el equilibrio entre el cortisol y la melatonina.

Algunos de los consejos habituales para reducir el insomnio son marcar rutinas, mantener una buena temperatura en la habitación, evitar las cenas copiosas, no realizar ejercicio en las dos horas previas al sueño y no usar pantallas antes de dormir. Nuestros hábitos y estilo de vida son determinantes.

la falta de sueño puede ser uno de los síntomas
03.

Mala alimentación

Una dieta pobre es la causa más habitual en la bajada de defensas de tu organismo puesto que afecta, entre otros procesos, a la cantidad generada de glóbulos blancos.

Como no podía ser de otra manera, para el fortalecimiento del sistema inmunitario, las frutas y verduras son básicas en tu alimentación. Una dieta equilibrada proporciona las cantidades adecuadas de nutrientes (proteínas, azúcares, grasas, vitaminas, y minerales). Además, es muy importante beber mucha agua. No pierdas de vista el agua porque es una aliada de lujo.

Contar con valores bajos de vitaminas A, B o D, entre otras, pueden causar una menor respuesta ante infecciones y reducir la formación de anticuerpos y linfocitos.

Por su parte, una ingesta elevada de azúcares y alimentos ricos en grasas y el consumo de alcohol afectan negativamente a tu sistema digestivo lo que genera complicaciones en el sistema inmune. Por supuesto, la obesidad afecta a la integridad de nuestros sistemas.

Desde Bioithas recomendamos contribuir al buen funcionamiento del sistema inmune a través de complementos alimenticios

En concreto, nuestros estudios clínicos de investigación han dado como resultado el producto Bioithas Inmune que contiene vitamina C y los probióticos Kluyveromyces marxianus y Bifidobacterium longum.

04.

Consumos excesivos

Por supuesto, el consumo (además del abuso) de tabaco, alcohol o medicamentos afectan al sistema inmune y aumentan el riesgo de que nuestro cuerpo se exponga a las infecciones.

En el caso de fármacos recetados ante enfermedades importantes, los profesionales médicos harán los estudios necesarios para contrarrestar esa bajada de defensas. Es el caso de medicamentos inmunosupresores y corticosteroides.

No obstante, si se trata de la ingesta de antibióticos o descongestionantes por catarro o gripe, es posible que no seamos tan conscientes de que la ayuda de dichos medicamentos puede haber afectado nuestro sistema digestivo y debamos ayudar a su vuelta al normal funcionamiento.

En ese sentido, los complementos alimenticios pueden contribuir al normal funcionamiento del sistema digestivo.

Por ejemplo, nuestro producto Bioithas Digest contiene calcio, que ayuda al funcionamiento normal de las enzimas digestivas, y las cepas probióticas Lacticaseibacillus rhamnosus y Kluyveromyces marxianus.

En resumen, el sistema inmune es el conjunto de elementos biológicos que permite mantener el equilibrio interno frente a agentes externos dañinos. No obstante, ese estado de equilibrio no es azar, depende de factores como los que hemos visto anteriormente. Ante ellos, pon solución para defender tu organismo y sentirte mejor cada día.

Ahora que ya sabes más sobre cómo proteger tu sistema inmunitario… Descubre nuestro artículo sobre cómo mejorar la mala digestión.

¡Sigue nuestros consejos!

Entradas relacionadas