¿Sabías que...

Cómo mejorar la mala digestión con probióticos

En determinadas épocas del año como verano, Navidad o en vacaciones en general es habitual que nuestro organismo sufra cambios en sus hábitos cotidianos y eso derive en problemas en el sistema digestivo.

Habitualmente la mala digestión (llamada dispepsia), que consiste en la mala asimilación por parte de nuestro organismo de los alimentos, puede darse de forma esporádica o de forma continuada según las causas. Antes de determinar su gravedad, es importante que sepamos distinguir los síntomas que te comentamos a continuación.

Síntomas de la mala digestión

Por lo general, los síntomas habituales de la mala digestión se manifiestan a través de malestar o dolor en la parte superior del abdomen, hinchazón, ardor, acidez estomacal, diarrea o náuseas. También pueden darse otros síntomas como el reflujo ácido, eructos, gases, hipo o mal aliento.

No obstante, dichos síntomas de mala digestión pueden tener un gran abanico de causas posibles que los provocan. Determinar la causa es imprescindible para obtener el tratamiento adecuado que resuelva el problema.

Causas de la mala digestión

La causa de la mala digestión en casos leves es fácil de determinar por la propia persona que la sufre, pero en otros casos algo más graves o menos esporádicos es necesaria el diagnóstico de un especialista médico.

Algunas causas habituales de poca gravedad son las siguientes:

  • Llevar una mala alimentación.

    Tanto si se saltan comidas de forma habitual como si se realizan comidas muy copiosas afecta al buen funcionamiento del sistema digestivo. Los alimentos ricos en grasas saturadas, fritos, azúcares o alcohol son de los más perjudiciales.

  • Malos hábitos al masticar y engullir.

    Comer rápido sin masticar adecuadamente hace que el estómago deba trabajar más para realizar la digestión de los alimentos, además de que se traga más aire y se generan más gases. De hecho, aunque se trate de alimentos ricos y sanos, si se comen de forma inadecuada, nuestro organismo no logra absorber todos sus nutrientes.

  • Ansiedad o estrés.

    Un estado de salud mental poco equilibrado también afecta a nuestro hábitos alimentarios y al procesamiento que el sistema puede realizar de ello.

Cómo evitar o detener el mal funcionamiento del sistema digestivo

Si has leído las causas de la mala digestión ya puedes hacerte una idea de cómo evitar esa situación incómoda, pero a continuación te las especificamos más.

Nuestras recomendaciones para tener una buena digestión

  • Deberás destinar más tiempo a las comidas para realizarlas correctamente, en un horario estable y en buena postura corporal. Es importante hacer todas las comidas del día y evitar que se trate de grandes cantidades de ingesta cada vez.

  • Bebe mucha agua durante el día. Lo mejor es que no sea durante las comidas, sino durante el resto del día. Además, controla el exceso de consumo de bebidas con gas, así como el alcohol y el café.

  • Ofrécete a ti mismo una dieta sana y equilibrada. Entre los alimentos que cuidan nuestro sistema digestivo se destacan las verduras, las frutas, las semillas y los probióticos. Además, el consumo de fibra es clave porque absorbe agua en los intestinos con lo que facilita las deposiciones y favorece el crecimiento de las bacterias saludables del intestino.

  • Descansa bien, haz deporte y cuida tu salud mental porque son las claves para evitar el estrés o la ansiedad.

Uso de probióticos para potenciar una buena digestión

Como comentábamos en nuestras recomendaciones anteriores, los probióticos son de gran ayuda en la buena digestión y la prevención de problemas digestivos.

Estos microorganismos beneficiosos contribuyen al buen funcionamiento del sistema digestivo, ya que pueden ayudar a la absorción de nutrientes, a la degradación de la lactosa, a evitar el estreñimiento y la diarrea y a fortalecer el sistema inmunológico. Además, en general, contribuyen a restablecer el normal equilibrio de la flora intestinal

Para conocer más sobre ello, puedes leer nuestro artículo sobre para qué sirven los probióticos.

¿Qué probióticos son más adecuados para tu salud digestiva?

No todos los probióticos inciden de la misma manera en nuestra salud intestinal. Hay algunas cepas probióticas que están recomendadas específicamente para dicha función.

Por lo general, algunas de las cepas que se ha comprobado que están más relacionadas con los beneficios al sistema digestivo son las siguientes:

  • Bifidobacterium longum. Se ha demostrado su eficacia en la buena función intestinal, el buen tracto intestinal y su efecto contra la diarrea (natural o como efecto secundario del consumo de algunos antibióticos).
  • Bifidobacterium animalis spp lactis. Su efecto se asocia directamente con la detención del estreñimiento a través de cambios microbianos confirmados en las heces y la recuperación fecal.
  • Kluyveromyces marxianus. Promueve la salud de la flora intestinal contrarrestando problemas digestivos como la hinchazón o la diarrea.
  • Lactobacillus acidophilus. Contribuye a restablecer una flora intestinal adecuada y produce ácido láctico, ácido acético y peróxido de hidrógeno que evitan la aparición o crecimiento de los microorganismos potencialmente patógenos.
  • Lacticaseibacillus rhamnosus. Dadas sus propiedades, consigue excluir patógenos del epitelio gastrointestinal y evitar el crecimiento de varias bacterias negativas.
  • Saccharomyces cerevisiae. Como algunas de sus compañeras anteriores, evita el crecimiento de bacterias patógenas y combate la diarrea asociada a los antibióticos.

Varios de los complementos a base de probióticos que hemos desarrollado en Bioithas cuentan con estas cepas.

En concreto, el más indicado para contribuir al bienestar intestinal es Bioithas Digest. Las cepas probióticas que contiene son Lacticaseibacillus rhamnosus y Kluyveromyces marxianus además de calcio para contribuir al funcionamiento normal de las enzimas digestivas.

Conoce Bioithas Digest:

También disponible en pack de 3.

Se trata de complementos en formato cápsula que se deben tomar en una dosis diaria para la correcta función del tratamiento.

Contacta con nosotros para conocer más sobre nuestros productos.

Entradas relacionadas